Más que palabras

Extranjeros y empresas, nuevos compradores de pisos en España

La crisis ha cambiado y mucho el perfil del comprador de vivienda. Ya no son sólo familias que se hipotecan quienes compran casa; ahora también apuntan con fuerza los extranjeros que adquieren en España su primera o segunda residencia y empresas. En 2013, cayó el porcentaje que corresponde a las familias y subió sensiblemente el de extranjeros y empresas, hasta marcar récord.

Según el Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores, los ciudadanos extranjeros aglutinaron en 2013 el 11,15% de las compraventas de viviendas registradas, un porcentaje que contrasta con el 4,45% que se registraba en 2009. Adquirieron unas 36.600 viviendas, lo que supone un incremento del 36,6% respecto a las 26.790 adquiridas el ejercicio precedente.

El porcentaje de casas vendidas en menos de 5 años desde su compra, pasa del 56,2% al 26,87%El porcentaje de compras extranjeras es especialmente importante en Baleares (30,73%), Comunidad Valenciana (24,83%) y Canarias (24,60%). Las menores cifras se dan en Extremadura (0,38%), Galicia (0,6%) y Castilla y León (0,92%).

Además, las recientes reformas legislativas que posibilitan la concesión de permisos de residencia a extranjeros que realicen adquisiciones inmobiliarias por importe igual o superior a 500.000 euros impulsaron el 4,72% del total de compraventas realizadas por extranjeros.

De ellas, el 57,8% las protagonizaron ciudadanos comunitarios y el 42,1% no comunitarios. Por comunidades, destaca de nuevo Baleares, con el 14,34% de operaciones por encima de 500.000 euros, mientras que Asturias, Extremadura, Galicia, La Rioja y Navarra no registraron operaciones de este tipo.

Por nacionalidades, los ciudadanos del Reino Unido fueron los extranjeros que más viviendas compraron, hasta representar el 15,1% de todas las compras realizadas por extranjeros, seguidos de franceses y rusos.

El estudio destaca el cambio de perfil del comprador foráneo de vivienda, de forma que mientras que en la actualidad el grueso corresponde a nacionalidades que adquieren una casa con fines turísticos, antes del estallido de la crisis correspondía a extranjeros que se asentaban laboralmente en España.

Más empresas, menos familias

Los extranjeros no son, sin embargo, los únicos que están aprovechando el actual estado del mercado inmobiliario para comprar casas. Las compras de viviendas realizadas por personas jurídicas (empresas) representaron el 21,93% de todas las operaciones realizadas en 2013, lo que supone un incremento del 429% con respecto al 5,11% que representaban en 2008, antes de la crisis.

Los del Reino Unido fueron los extranjeros que más viviendas compraron (15,1%) Las comunidades autónomas con mayor peso relativo de compras de vivienda realizadas por empresas han sido Canarias (32,45%), La Rioja (27,67%), Cataluña (27,14%), Murcia (26,67%), Castilla-La Mancha (26,53%) y Andalucía (25,21%).

Por el contrario, como consecuencia de la crisis y de unas hipotecas mucho menos asequibles, las personas físicas pasaron de protagonizar el 94,89% de las compraventas en 2008 al 78,07% en 2013.

El estudio del Colegio de Registradores también ha observado el tiempo que se tarda en vender una casa. Entre 2007 y 2013 descendió el porcentaje de viviendas vendidas en menos de cinco años desde su adquisición, pasando del 56,2% que representaban en 2007 al 26,87 % en 2013.

En paralelo se observa un aumento de las que permanecieron en manos de sus dueños más de 10 años (componente mayoritario de uso residencial) desde el 19,9% en 2007 al 33,22% en 2013.

Deja una respuesta