Más que palabras

Cómo convertir tu patio en un hermoso jardín

Si tienes en casa un espacio amplio como patio y quieres darle una mejor imagen a tu hogar, convertirlo en un hermoso jardín es más que una buena opción. Existen muchos tipos de jardines, desde aquellos que están llenos de árboles frutales, los que solo tienen flores y los que son solo césped o hierbas de diferentes tamaños; puedes combinar o tener un poco de cada jardín y darle a tu hogar una imagen más natural y reconfortante.

Para tener un jardín lleno de vida, puedes elegir entre cualquiera de las opciones mencionadas, pero para que éste no muera o sea descuidado, es necesario instalar previamente por lo menos un grupo de presión que alimente con agua a cada una de las flores, arbustos y árboles que desees plantar después.

Cómo tener un hermoso jardín, paso a paso

Si en tu patio hay escombros de todo tipo, deshazte de ellos y déjalo despejado, que solo quede tierra. Si en él nacieron hierbas, pódalas o arráncalas y también deshazte de ellas porque pueden ser una amenaza para otras plantas.

Con una picota, ve removiendo la superficie de la tierra y riega con un poco de agua, cuando la tierra o el barro generado se haya secado, empieza a planificar e identifica cada zona en la que plantarás cada tipo de planta, ya sean flores, arbustos, césped o árboles. Es aquí cuando debes decidir si deseas que el jardín tenga un sendero, una pequeña fuente de agua, rocas enormes, estatuas o lo que desees tener en el jardín.

Toma en cuenta que si tienes áreas en el patio que estén cementadas, lo mejor es que te deshagas de las mismas y optes por empedrados para que el trabajo del grupo de presión, incluso desde su instalación, sea facilitado. Toma en cuenta este mismo punto en caso de que desees que el jardín tenga uno o varios senderos por los que se camine con facilidad.

Para la instalación del grupo de presión, se sugiere solicitar los servicios de un plomero responsable y garantizados para no se te presenten problemas a corto plazo. Después de haberse instalado el grupo de presión, con mucho cuidado empieza con el empedrado de las áreas que desees y la construcción de la fuente de agua, en caso de que hayas decidido tener una.

Después de acabarse los trabajos más pesados o tediosos, sigue con la siembra de semillas o el plantado de pequeñas flores, arbustos y árboles. Si deseas dividir un área de otra, es mejor que las separes con arbustos. En un sector del espacio a convertirse en jardín planta solo flores, puede ser en los costados o al centro, la idea es que los árboles estén distribuidos por todo lado con tal de brindar sombra y el ambiente sea fresco.

Planta césped en los espacios sobrantes, esto impedirá que se asienten roedores y alargará la vida tanto de las flores como de las plantas. Está demás decir que el  agua que distribuya el grupo de presión deberá llegar a todos los rincones del jardín.

Finalmente, ten paciencia, los arbustos y árboles tardan en crecer, unos más que otros, pero el resultado final será gratificante. Tu patio sin vida y lleno de escombros será al fin un área verde en el que querrás estar todo el tiempo.

Deja un comentario