Más que palabras

10 motivos para consumir alimentos ecológicos

Muchos pueden considerar este tipo de comida un lujo para los más pudientes, otros pueden considerar que su consumo es una tontería y que realmente no  hay diferencias, pero la realidad es que los alimentos ecológicos están haciéndose un importante hueco en el mundo de la alimentación, ya que son muchos los estudios científicos realizados que demuestran que la ingesta habitual de este tipo de alimentos ofrece infinidad de beneficios, ya no sólo al organismo, sino al medio ambiente.

Alimentación ecológica

Existen muchos motivos por los que el consumo de alimentos ecológicos resulta recomendable, pero se pueden mencionar principalmente 10  razones fundamentales por las que se recomienda la ingesta de este tipo de productos.

  1. Los alimentos ecológicos son muy saludables para el organismo
  2. Estos alimentos no contienen pesticidas de ningún tipo
  3. No poseen aditivos sintéticos
  4. No son alimentos modificados genéticamente
  5. Estos alimentos no contienen antibióticos
  6. El sabor es mucho más sabroso e intenso
  7. Son respetuosos con la naturaleza
  8. Son respetuosos con los animales
  9. Poseen unos niveles de calidad máximos
  10.  Son alimentos sostenibles con el medio ambiente

Para estar completamente seguro que lo que compras son realmente alimentos ecológicos es importante que te asegures que cuentan con los certificados ecológicos correspondientes, ya que de este modo se garantiza al consumidor que son alimentos procedentes de la agricultura ecológica. Es decir, que no se han empleado productos químicos como pesticidas, organismos modificados genéticamente, ni conservantes en su producción.

El consumidor final puede reconocer fácilmente si se trata de un producto ecológico  auténtico prestando atención al logotipo o anagrama del organismo de control, así como indicar perfectamente visible la leyenda de ‘Agricultura ecológica’. Descubre un nuevo mundo de alternativas alimentarias mucho más saludables con la alimentación ecológica. ¡Tu cuerpo lo agradecerá!

Deja un comentario